viernes, 4 de octubre de 2013

Me alejo de los yos que no fueron, empiezo a odiarlos, los critico, los convierto en otros. Es un reclamo a la inconstancia, un desconocimiento, un desconcierto, un desacierto. Un eufemismo de lo efímero, una suerte de "vos tampoco te ibas a quedar conmigo".

No hay comentarios:

Publicar un comentario