lunes, 16 de enero de 2012

A los que nos gusta la literatura como una construcción más de verdad
artística , social , política , personal ... en cualquiera de sus formas
tenemos la convicción de que escribir es un recurso para ordenar el caos de devenir que implica
sentir ,
pensar ,
pensarte .
O tal vez me copé leyendo filosofía
y me comí todo eso de los juegos del lenguaje .
¿ y todo eso que no se cómo expresar en dónde queda ?
¿ es mera ausencia ?
en mí es presencia.
Presencia inexpresada que subyace como resto y no se cosifica .
Es ese agujero , ese espacio ,
ese entremedio en que no me desalieno y es la distancia entre lo dicho y lo no dicho .
Entre lo escrito y lo no escrito .
Son mis límites ,
pero sólo de expresión .
Porque no hay límite ,
ni convicción ,
ni ausencia
que me convenza de lo inacabablemente indecible de tu mirada cuando habla .

2 comentarios:

  1. Cuando se trata de combinar lo que se siente y lo que se piensa, una de las dos partes suele quedar en ridículo, porque no siempre se trata de definición, sino, sobre todo, de introspección.

    Me gusta cómo escribes.

    ResponderEliminar